Impermeabilizar y acabar con la humedad

Si lo que se desea es acabar con la humedad sobre cubiertas lo que se debe hacer es impermeabilizar, esta es la forma más confiable y duradera para eliminar la humedad y/o filtraciones.

La humedad en las cubiertas es el peor enemigo de la edificación, ya que esto puede traer daños serios en los elementos estructurales, además del problema estético que se genera en las superficies.

Impermeabilizar es una tarea que requiere de materiales de primera calidad, es por esto que se utilizan los impermeabilizantes, que son materiales que impiden el paso de agua a través de ellos dañando la superficie donde se aplican.

Hay gran variedad de materiales impermeabilizantes en el mercado, su efectividad dependerá de la calidad del producto y de si resulta adecuado o no según la superficie donde se vaya a trabajar.


Tipos de materiales impermeabilizantes

Sintéticos

Este tipo de impermeabilizantes son de fácil colocación y muy flexibles. Es un sistema muy seguro y que posee gran durabilidad.

Dentro de este tipo el más destacado es la tela o manto asfáltico, láminas fabricadas de material bituminoso derivado del petróleo que brindan una durabilidad de por lo menos 10 años.

Otros tipos de impermeabilizantes sintéticos son: el poliuretano de aplicación en frío, las resinas poliméricas de aplicación en caliente, los impermeabilizantes nanotecnológicos, las resinas acrílicas de aplicación en frío, la resina epoxi y las láminas impermeables transpirables.

En el caso de los impermeabilizantes nanotecnológicos estos son ideales si se requiere mantener la transpirabilidad de la superficie. 

En líneas generales la durabilidad de los impermeabilizantes sintéticos oscila entre 3 a 25 años.

Naturales

Dentro de los impermeabilizantes naturales el más utilizado es el proveniente del reino vegetal: el látex.

El látex impermeabilizante es un producto con gran elasticidad que posee una base poliuretánica, que brinda gran protección a condiciones atmosféricas adversas, es especial por su resistencia a la luz UV.

Adicionalmente, dentro de los impermeabilizantes naturales se encuentran: el clorocaucho y las láminas de elastómero de polietileno propileno monómero (EPDM).

La aplicación de estos impermeabilizantes naturales se realiza en frío, con una duración que va de 3 a 5 años.

Pétreos

Este tipo de impermeabilizantes es ideal para superficies que están diseñadas para soportar tráfico garantizando la adherencia a los diferentes materiales que componen el acabado de la superficie.

Entre los impermeabilizantes pétreos están: los materiales provenientes de canteras, como el granito; la silicona en estado líquido, materiales cerámicos como las tejas que resultan ser una opción muy ecológica.

También se encuentran los materiales derivados del cemento y el fibrocemento, que también es un material derivado del cemento pero al que se le agrega fibras de refuerzo de vidrio.

Los impermeabilizantes pétreos pueden tener una duración de 3 a 50 años o más, y el mantenimiento que requieren no es de gran envergadura, algunos trabajos mínimos bastan para garantizar su durabilidad

Metálicos

Este es un sistema de aplicación en frio, altamente recomendado en climas muy templados. Es altamente resistente a la intemperie y funciona como un sistema de refuerzo adicional para la edificación.

Algunos materiales metálicos utilizados como impermeabilizantes son el zinc, plomo, aluminio, acero inoxidable, cobre y titanio.  

Los impermeabilizantes metálicos son utilizados principalmente en edificaciones industriales, cuyas solicitaciones estructurales y de uso son altamente demandantes.

Deja un comentario